Tuesday, January 16, 2007

Pizquita

Ayer Pizquita dejó el pequeñito espacio que ocupaba en el mundo, y desapareció para siempre.

Tan pequeñita y tan dulce, esta jerbita había demostrado tener una diminuta alma en su interior. Su mamá murió cuando ella y sus dos hermanitos eran muy pequeñitos, y aún necesitaban de leche para vivir. Así que desde que aún tenía los ojitos cerrados, era alimentada por la mano humana. Todo fué bien, bebiendo leche desde el interior de una mano calentita, hasta el dia en que abrió los ojitos por primera vez....y vió que lo que ella creía que era su mamá jerbo, era una enome criatura horrible que la agarraba. Menudo susto se llevó!!! Pegó un salto intentando huir instintivamente del horror y casi cae al suelo desde una considerable altura.
Pero con el tiempo....a pesar de negarse a comer siempre que podía, se fué acostumbrando a su nueva mamá.

Pizquita se llamaba así porque era una niña tan chiquitita que siempre se perdía entre las virutas de papel del nido de su familia jerbil. Rosy, su madre jerbo, tenía que cerrar los ojos y olisquear por todos lados para poder percibir el olorcillo que desprendia su cuerpecillo bebé.

Pizquita creció en un mundo de humanos y con humanos era con lo único que se entendía. Se había acostumbrado tanto a ellos, que los de su especie le daban miedo y desconfianza....por lo que estuvo siempre condenada a vivir sola.

Le gustaba pasear por la casa a sus anchas, y de buen gusto venía si la llamabas para ver si le traias algún fruto seco o trozo de galleta para roer.

Pobrecita, las mamás que ha tenido se han ido...su mamá jerbo, y sus dos mamás humanas, en las que me incluyo yo, que me fuí lejos a estudiar, dejandola en Córdoba.
Así que así, solita es como ella se ha ido, sin que nadie la cuidase como se merecía. Quizás haya querido irse a donde están las dos mamás que más la han querido y cuidado...quien sabe.


En esta foto, mi amigo Corle, la tenia sobre sus manos cuando aún no habia abierto los ojos y las manos enormes de sus cuidadores no la intimidaban. Cuando pizquita, era el mejor nombre que se le podía poner. n_n


5 comments:

RorPieTh^ said...

Qué decir. Cuando una mascota se te hace querida llega a ser como un hijo para ti, lo se b ien, por lo que el hecho de perderla para siempre sin duda te debe haber apenado, más aun estando a tanta distancia.

Solo me queda reconfortarte. Sé que no crees en la reencarnación, pero tras ver animales que se portan como hombres y a hombres que se portan como animales quién sabe, quizá pizquita ha querido vivir cerca de ti, con o tro cuerpo u otro ser. O quizá está, como tu dices, con sus dos mamis en el cielo, viviendo feliz eternamente.

Animo en los malos momentos, sabes que aquí siempre tienes un hombro para reir, llorar o cotillear.

Rosa said...

Muchas veces nos dejamos llevar x nuestros sentimientos, por lo que es más triste o lo que nos hace más felices, y eso es lo k hace que olvidemos lo que es realmente importante, nuestra vida, nuestros objetivos, las cosas que queremos y las personas que apreciamos. Muchas veces es mejor pensar con la cabeza que con el corazon, pero como yo digo: "piensa con las dos" :) así conseguiras una respuesta armoniosa.
La gente, las mascotas, todo se acaba yendo, los lugares cambian, las costumbres tambien, ¿pa que estamos aqui? pues pa muchas cosas, estas aqui para todo lo que consigas, para seguir tus propositos y no olvidar tus sueños, que son en definitiva lo que te hacen moverte por el mundo y ser como eres.
Si consigues ser mejor o peor es sólo cosa de ti misma. Pero tía, muevete, haz todo lo que quieras, aprovecha el tiempo, conoce gente, aprende cuanto puedas y lucha x conseguir lo que siempre has querido o por querer nuevas cosas. Creo que es la manera más positiva de estar en el mundo, y ser feliz.
No hay que desanimarse, siempre hay algo x lo que luchar, el futuro personal, el futuro del mundo, detalles que hacen la vida de las personas más agradables, la satisfacción personal...
PIENSA CON LAS DOS.
Saludos.

Gema said...

Hola! gracias por pasar por mi blog ;).
Me alegro que te gustara, es una columna de un periodico gratuito, que transcribí, y decidí enviar a mis amigos porque yo cuando lo leí me sentí muy bien y me levantó el animo y una sonrisa, asi que supuse que a muchos les gustaría.
Pasate cuando quieras por mi blog, yo me pasaré por aqui de vez en cuando ;):D.

Lo siento por Pizquita y bueno te recuerdo la ultima frase de mi entrada : Al final, todo empieza y acaba por la actitud mental y para actitud mental, ninguna como la propia.
Animo!

RaleK said...

..... Qué pena me ha entrado al leer esto, me trae algunos recuerdos... Siento mucho su pérdidad, de verdad. Se lo que se siente al perder a un amigo de este tipo, y la verdad es que aunque te pase muchas veces, es un dolor que al que no te acostumbras nunca :(

Lo siento

Nigromance said...

A mi esa foto, me dice mucho tb, aunque seguro que no lo mismo, jejeje.
Es bueno, sentarse de vez en cuando a recordar. Es como cuando estas subiendo una montaña, y te pasas a observar el paisaje de vez en cuando y pensando: "joder, lo que he andado".
Es bonito recordar, cosas bonitas, que estamos vivos! :p